International Journal of

Arts , Humanities & Social Science

ISSN 2693-2547 (Print) , ISSN 2693-2555 (Online)
La representacion de la violacion en La muerte y la doncella, subjetividad de la mujer, resistencia y memoria, la necesidad de hacer hablar al victimario y a la victima.

Abstract

Elaine Scarry menciona, “Translation of pain into power is ultimately a transformation of body into voice, a transformation arising in part out of the dissonance of the two, in part out of the consonance of the two” (45). Es decir, el dolor de la víctima se convierte en la memoria y luego en trauma y voz, que es importante para saber el sufrimiento de la víctima. En la misma manera la voz de la protagonista Paulina está convertida después de 15 años de trauma, en la obra teatral La muerte y la doncella, la voz de ella es una transición desde su trauma y se puede comparar con la voz de trauma del autor Ariel Dorfman, que él sufrió por el golpe militar en Chile, él expresa su voz en su autobiografía, escrita 15 años después del golpe militar, en la misma manera como Paulina lo expresa en la obra teatral, después de 15 años de la violación. Paulina representa su voz y graba el testimonio de confesión de su violador Roberto Miranda. Avelar afirma, “In Scarry’s restorative conception, recovering voice becomes a key in the battle to deprive torture of its political legitimacy and to make its horror visible” (30-1). La voz de la víctima está introducida cuando habla y expresa su dolor y trauma de la tortura que sufrió.